Bipowered

Legalismo

El legalismo es poner los reglamentos más alto que Dios y más alto que las necesidades humanas. Está en la Biblia, Mateo 12:9-10, "Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos. Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? (Por supuesto, ellos esperaban que contestara "Sí" para poder arrestarlo.) Esta fue su respuesta: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja?"

El legalismo es una forma de esclavitud. Está en la Biblia, Gálatas 4:8-9, "Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses; mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?

El legalismo es atractivo, pero es destructivo. Está en la Biblia, Colosenses 2:23, "Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne".

Somos salvos por la fe, no por las obras. Está en la Biblia, Efesios 2:8-10, "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas".